miércoles, 27 de abril de 2016

Mi dulce garrapata

Tengo la firme convicción de que nada pasa en mi vida, sin que Dios lo planee, bueno o malo, siempre veo que VoBo (chulito verde) de El, pues solo El sabe el real propósito de mi día a día.

Y es que mi rutina diaria esta encaminada hacia mi linda personita, cuando la vida me sorprendió con ella, asustada y todo, me deje llevar por su amor y su sonrisa y decidí aventurarme en ser su mamá y su compañera de aventuras.

Ella y Yo


Hoy escuchaba "Amor y control" de Ruben Blades, pensaba en la importancia de ser la mamá de mi personita, en su incondicional amor hacia mi, sus abrazos intempestivos y su afán de hacerlo todo bien para hacerme sonreír. 

Como dice la canción, "solo quien tiene hijos entiende que el deber de un padre no acaba jamas" y créanme, quiero hacer muy bien mi deber y quiero una personita segura de si misma y segura de que puede hacer lo que se proponga, más que una mujer exitosa, con un montón de títulos universitarios y adinerada, quiero una mujer apasionada por lo que haga, sabia para tomar decisiones, que valore las maravillas mas sencillas de la vida y sepa amar y tolerar a sus semejantes.

Es por esto que amo ser la mamá de mi garrapatica, porque, aunque estoy en búsqueda de que sea mas independiente y haga mas cosas solita, su dependencia hacia mi, es la respuesta a que he hecho hasta ahora muy bien mi labor y que he logrado tener cierto equilibrio entre ese amor y control que habla la canción.

Hoy llegue a esta conclusión: No sé hasta cuando mi personita seguirá tan garrapata conmigo, no sé si lograre trasmitirle mi frescura y franqueza frente a la vida, solo sé que debo aprovechar poder seguir formandola de la mejor manera y disfrutar que aún me acompaña hasta para el baño, sus cartas y dibujos de amor, sus besos espichados y ser su "mami, la mejor de todas" como me dice a diario...

Por aquí seguiré, no olviden leerme con el corazón...

Imagen tomada de Pinterest

Publicar un comentario