sábado, 23 de abril de 2016

Retomemos el valor de la vida

He estado muy pensativa últimamente, de hecho, tanto dolor por lo ocurrido en Ecuador me tiene un poco más reflexiva, sin lugar a dudas, el dolor y la tragedia hace que tu corazón piense sobre algunos tiempos y costumbres pasadas que hacían de la vida mas humana y mas de alma y espíritu.

El mundo actual está tan alejado de lo que realmente es la compasión, la lealtad, el amor, la conquista y la verdadera amistad, y no, no estoy trascendental o en "mis días", lo que pasa, es que pienso en que legado le estamos dejando o peor aún, trasmitiendo a las nuevas generaciones.

Como la última generación que conoció el valor (y no me refiero a su costo o marca) de una muñeca o un carro, de un juego de mesa o un baile en la sala de su casa creyendo ser "superstar", hemos permitido que la tecnología y la facilidad que ésta nos otorga, nos haga olvidar de nuestra cotidianidad los pequeños detalles de gran valor, como, saludar mirando a los ojos, disfrutar del paisaje (así estés en la congestionada ciudad) mientras vas en un bus, dar un abrazo muy fuerte al encontrarse a alguien en la calle, disfrutar de las charlas con los tíos o abuelos... En fin, hemos olvidado que la sonrisa proviene del alma y no de un emoticón.

Hoy quiero que nos pongamos la mano en los recuerdos y traigamos a la mente lo que realmente nos hacia feliz, el dulce preferido, la canción que bailábamos solos, el olor de aquel o aquella que nos despelucaba y como "adultos contemporáneos" intentemos trasmitir esos pequeño placeres de la vida a los chinos y pekes que están a nuestro alrededor y enseñarles que los valores no están solo en los libros del colegio.

PD: En la Cruz Roja están recibiendo todo tipo de donaciones (agua, cobijas, ropa, alimentos enlatados...) para las personas de Ecuador, ellos nos necesitan más que nunca.

Seguiré escribiendo y espero me sigan leyendo... Abrazos
Publicar un comentario