martes, 16 de agosto de 2016

Yo soy lo que soy...

Imagen tomada de Pinterest


Esta semana he descubierto cuan intolerantes y cuan impositivos podemos llegar a ser los seres humanos, nos hemos escudado en nuestras creencias, ideologías y verdades personales, para juzgar, criticar y dañar a los demás.

A lo largo de la historia, Colombia ha construido su moral, su sociedad, sus costumbres sobre una "Y" permanente y andar precisamente en esas divergencias, nos ha establecido como una sociedad con poca capacidad de tolerancia y sobretodo de perdón, si las cosas no son como a me gustan, el equivocado, el intolerante, el irrespetuoso eres tu.

El tema auge del momento son "los ambientes libres de discriminación" y a medida que leo, escucho y veo cuanta información llega a mí sobre el tema, me surge la inquietud? En serio, por quienes estamos marchando o luchando?. 

Quienes me conocen, saben que  soy paciente y amable con todos, que poco y nada me interesa la vida personal de los demás, eso sí, que si abren su corazón conmigo, seré lo más honesta y comprensiva posible, durante toda mi vida, he aprendido que todos merecemos ser escuchados y más que eso, merecemos ser entendidos sin tener ningún prejuicio de por medio, además, que la razón por la que muchas personas se llenan de amargura y rencor, es por la falta de escucha de quienes les rodean.

Estudie fisioterapia principalmente enfocada hacia entender el dolor del otro y como mis manos sin o con técnica pueden sanar, solo por el simple hecho de estar en contacto con el otro, por eso hoy no escribo desde mi lado espiritual o mi lado maternal, hoy escribo desde mi lado humano, escribo como una mujer que quiere luchar por una sociedad NO IGUALITARIA pero SI EQUITATIVA!!! Y es que definitivamente NO SOMOS IGUALES!!! NINGUNO, siempre encontraremos diferencias ideológicas, espirituales, políticas, económicas, sexuales, emocionales, en fin, somos millones y millones de pequeños mundos, compartiendo un mismo planeta. 



Como entendí la imagen, la igualdad me brinda las mismas herramientas para "aparentemente" obtener el mismo objetivo de mis diferentes, pero la equidad, me da la posibilidad de llegar a ese objetivo con las herramientas realmente necesarias para estar al mismo nivel de mis diferentes, ahora, entienden la diferencia??? 



Este tema de "los ambientes libres de discriminación" no se puede reducir a una ideología u orientación sexual, los niños son más que niños y niñas, los niños son seres cuya honestidad e inocencia debe ser conservada y educada  para respetar no solo al niño que se siente niña o viceversa, sino al niño que esta gordo, al niño que no le gusta el deporte, al niño que es negro, al niño que esta en alguna condición de discapacidad. Soy una convencida que a los niños hay que educarlos bajo la premisa de que "todos somos personas y por ende debo respetar, como espero que a mí me respeten"

Pero saben? realmente esta discusión en torno a este tema, me ha llevado a pensar que quienes debemos ser educados en tolerancia y respeto hacia las demás personas, somos nosotros, los adultos, los adultos que tratamos de "camanduleros" o "retrógrados"  o "locas" o "depravados", a los que no piensan como yo, los adultos que nos burlamos o señalamos al que no cree lo mismo que nosotros, los adultos que usamos la Biblia o una camiseta de un equipo de fútbol, para justificar mi señalamiento, maltrato o discriminación. 

Realmente quienes debemos ser instruidos en "valores y buenas costumbres" somos los adultos que no aguantamos que la viejita pase despacio por la cebra mientras nosotros vamos cómodamente sentados en nuestro carro o cuando nos hacemos los dormidos cuando se sube al bus un ciego, una persona en silla de ruedas, una mamá con un muchachito y paquetes, una mujer embaraza, un abuelo claramente entre sus 70 y 90 años.

Imagen tomada de Pinterest
Si bien es cierto que la educación empieza por casa, la mejor forma de educar a nuestros niños y no solo en el ámbito de género (porque clara, biológica y naturalmente el niño nace niño y la niña, niña), es el ejemplo, nuestro comportamiento y forma de reaccionar frente a la diferencia y nuestro ejemplo como padres de familia, llámese papá y mamá, papá solo o mamá sola (como es mi caso) debe ser el de la tolerancia hacia el otro, simple, el otro como alguien que no soy yo, sin importar su vida privada...

Tengo claro que le enseño a mi personita, tengo claros mis principios y NO son negociables, tengo claro por que lucharé y por quien lo hago y más allá de que los lideres o gobernantes quieran imponer algo o no, o un grupo de personas no piense como yo, es mi reacción a la diferencia y mi ejemplo de comprensión más no conformidad, la que determinará, cómo mi personita también asumirá los retos de la sociedad en la que vive y tendrá que vivir cuando sea adulta.




Seguiré por aquí escribiendo... Chao!!!






Publicar un comentario